Sígueme por email

sábado, 22 de noviembre de 2014

Capadocia. Paisajes de otro mundo en Turquía

Turquía es un país lleno de contrastes. Lo mismo es posible visitar una metrópolis como Estambul como zonas costeras con ciudades como Bodrum y Kusadasi. No obstante, quizás el atractivo más sui generis  que ofrece este país a los visitantes es Capadocia. Esta región es conocida por sus formaciones rocosas que hacen evocar otros mundos, por sus iglesias y viviendas excavadas en montañas así como subterráneas, por su boyantes industrias de alfombras y alfarería, y por ser uno de los mejores lugares del mundo para volar en globo.

Que ver en Capadocia

Los  Valles de Pasabagi y Dervent son las zonas donde se erigen las famosas "chimeneas de hadas", enormes columnas de material rocoso débil, que ha sido moldeado durante millones de años por la erosión, coronadas por una cima de roca más fuerte, que les sirve de protección contra la misma erosión que las ha formado.

Estos valles combinan condiciones idóneas para volar en globo: la singularidad de sus paisajes y una climatología propicia para la práctica de esta actividad.



La localidad de Uchisar  es conocida por las casas trogloditas o viviendas excavadas en el subsuelo y las montañas, lo cual fue posible por la debilidad de éstos.


Göreme es una población situada en las cercanías del Parque Nacional del mismo nombre, también conocido como el museo al aire libre de Göreme. El principal atractivo de esta parque son las iglesias y monasterios excavados en la roca a partir del siglo III.



Seratli es una de muchas ciudades subterráneas existentes en Capadocia. La mayoría de ellas data de épocas antes de Cristo, y fueron construidas por los pobladores de la época con el fin de ocultarse cuando sus ciudades eran amenazadas o invadidas.