Sígueme por email

sábado, 23 de agosto de 2014

Cádiz, Costa de la Luz (3 de 4)

La siguiente etapa de este recorrido por tierras gaditanas, luego de haber estado en la capital y en Jerez de la Frontera es la llamada Ruta de los Pueblos Blancos, nombre que se le da al recorrido que discurre por las comarcas de La Sierra y Janda de la provincia de Cádiz y se extiende a la Serranía de Ronda en la provincia de Málaga. Si bien la ruta está conformada por unos 20 pueblos, en esta oportunidad comentaremos sobre Arcos de la Frontera, Bornos y Ubrique.

Arcos de la Frontera

Este simpático pueblo de poco más de 30.000 habitantes es considerado la entrada de la ruta. Entre sus principales atractivos se encuentran el Palacio del Conde del Águila, el Castillo de Arcos (bien de interés cultural), la Iglesia Parroquial de Santa María de la Asunción, el Convento de San Agustín y el Ayuntamiento.



Bornos

Situado a orillas del lago con el que comparte nombre, Bornos ha sido declarado Conjunto Histórico. Entre sus principales atractivos se encuentran  la torre fortificada de Fontanar,  las casas señoriales Ordóñez y del Pintado, la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Guzmán,el Monasterio de los Jerónimos, la Ermita de la Resurrección, el Colegio de la Sangre y el Convento del Corpus Christi.



Ubrique

Situado entre los Parques Naturales de Grazalema y Alcornocales, Ubrique es visita obligada para quienes se encuentren por la zona. Es considerado patrimonio histórico, cuenta con una importante industria de artesanía de piel de renombre internacional y tiene una cultura taurina de solera. Entre los lugares a visitar están la Calzada Romana, Ciudad Romana de Ocuri, Convento de Capuchinos, Ermita de San Antonio, y la Plaza de Toros y Museo Taurino; este último cuenta con el Restaurante Plaza, donde la comida es excelente y la atención aún mejor.





lunes, 4 de agosto de 2014

Cádiz, Costa de la Luz (2 de 4)

Luego de disfrutar de la ciudad de Cádiz, ahora es el turno de Jerez de la Frontera. Si bien no es una ciudad costera, no desmerece en nada a la zona de la provincia que colinda con el mar.

La ciudad más poblada de la provincia es célebre por sus bodegas, por sus caballos, sus vinos y su circuito de automovilismo/motociclismo. Por supuesto, ofrece al visitante una zona monumental que nada tiene que envidiarle a las de otras ciudades de Andalucía.


Que ver en Jerez de la Frontera

Catedral: Construida entre los siglos XVII y XVIII sobre los restos de la antigua mezquita, mezcla los estilos gótico, barroco y neoclásico.

Alcázar:  Inicialmente era un conjunto de construcciones militares que datan del siglo XII, en concreto de la presencia almohade en la región, y que formaban parte de las murallas de  la ciudad. Con el paso del tiempo se le añadieron palacios de estilo barroco, con lo que hoy en día se constituye en todo un complejo monumental

Fundación Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre: Palacio del siglo XIX rodeado de  jardines que ofrece el espectáculo "Cómo bailan los caballos andaluces"

Cartuja de Santa María de la Defensión: Imponente  construcción religiosa que mezcla distintos estilos arquitectónicos.

Bodegas de Jerez: Al ser la cuna de los peculiares vinos Sherry,  visitar Jerez y no estar en alguna de sus bodegas es incomprensible. Las más famosas son  por supuesto  las Bodegas Tío Pepe


Circuito de Jerez: El autódromo de Jerez de la Frontera es un gran atractivo para los amantes de los deportes a motor, siendo sede regular de un Gran Premio del Mundial de Motociclismo y de ensayos de Fórmula 1, aparte de múltiples eventos relacionados con la velocidad sobre ruedas.