Sígueme por email

sábado, 27 de julio de 2013

Casas Colgadas de Cuenca, Monumento Histórico-Artístico

La simpática ciudad de Cuenca, enclavada en el corazón de Castilla-La Mancha,  declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ofrece una serie de atractivos que hacen que visitarla sea una muy grata experiencia. Sin duda, la joya de la corona conquense son las Casas Colgadas.

Erróneamente llamadas Casas Colgantes, las Casas Colgadas (también conocidas como Casas Voladas o Casas del Rey) son un conjunto de tres estructuras con balcones de madera, mampostería y  piedra, que se encuentran situadas de cara al  río Huécar.  Constituyen un invaluable legado de la Edad Media, ya que en esas lejanas épocas era frecuente la construcción de este tipo de estructuras en el lado este de la ciudad.

Las Casas Colgadas forman parte del Centro Histórico de Cuenca; la mejor vista de las mismas se tiene cruzando el Puente de San Pablo, construido sobre las ruinas del puente de piedra original.

Sobre su origen , hoy en día aún se debate si son de raíces  musulmanas o medievales; en lo que coinciden los historiadores es se sabe de su existencia al menos desde el siglo XV. Fueron utilizadas como viviendas de uso particular y se cree que fueron residencia de verano de los reyes.

A lo largo de su  existencia han pasado por diversas restauraciones, siendo la más reciente la realizada durante la década de 1920. Hoy en día, las Casas Colgadas son sede de  Típico Mesón restaurante y del Museo de Arte Abstracto Español.


Luego de haber visitado las Casas Colgadas y los demás atractivos de Cuenca, seguramente tendréis hambre. Desde Nos vamos de vacaciones os recomendamos La Taberna del Agua. Han sabido crear platos innovadores inspirados en cocina tradicional, las raciones son más que generosas, y está muy bien de precio.