Sígueme por email

domingo, 26 de agosto de 2012

Cruceros fluviales: una experiencia diferente a bordo


Cuando oímos la palabra crucero lo primero que nos viene a la mente son los ya célebres barcos gigantes de hasta 300 metros de eslora,   doce pisos de altura y miles de pasajeros, verdaderos megahoteles flotantes surcando aguas marinas u oceánicas, bien sea del Caribe, Mediterráneo, Atlántico  o Pacífico; algunos inclusive le dan la vuelta al mundo.

Pues bien, existe otro tipo de cruceros, cuya travesía ni es en embarcaciones tan grandes, ni es en agua salada: estamos hablando de cruceros fluviales. Estos cruceros, que como su nombre lo indica la navegación es a través de un río,  se realizan en embarcaciones mucho más pequeñas, de entre 25 a 75 metros de eslora, y unos pocos cientos de pasajeros.  Algunos son de ida y vuelta, partiendo y culminando en el mismo puerto, otros por el contrario siguen el curso de un río o un tramo importante del mismo, iniciándose en un punto y terminando en otro distinto.

La experiencia de disfrutar de un crucero fluvial resulta muy diferente a la de un crucero marítimo: ya por el solo hecho de tener menos pasajeros estamos hablando de una atención más cercana y personalizada por parte del personal de a bordo. Además, mientras que durante la navegación de un crucero marítimo no hay nada que ver sino el mar y el cielo (mientras es  de día, pues de noche solo hay oscuridad) en un crucero fluvial se puede disfrutar de los distintos paisajes que se pueden observar en las riberas de los ríos, bien sea entornos naturales o monumentos urbanos. Por otra parte, se entiende que a bordo del barco no hay la variedad de actividades que sí existen en los buques marítimos.

Cruceros fluviales más populares

Cruceros fluviales por Europa Central: los más conocidos son por los ríos Danubio y Rin, y sus recorridos incluyen territorios de países como Alemania, Austria ,Eslovaquia,  Hungría y Francia, entre otros.

Cruceros fluviales por el Nilo: este es un clásico de los paquetes turísticos a Egipto, su recorrido suele iniciarse en el puerto de Luxor e incluyen visitas a las ruinas de los monumentos de la civilización egipcia.

Cruceros fluviales por el Volga: el recorrido clásico es de San Petersburgo a Moscú.

Cruceros fluviales por el Duero: el río Duero discurre por territorio de Portugal y España, y el recorrido de estos cruceros incluye ciudades  como Oporto, Patrimonio de la Humanidad o la ciudad universitaria de Salamanca.

Cruceros fluviales por el Yangsté/China: en este caso estamos hablando de un destino más exótico en la milenaria China; el recorrido por el río Yangsté incluye el paso por la famosa Presa de las Tres Gargantas,  la obra de ingeniería hidráulica más grande del mundo. Las compañías que ofrecen este crucero suelen combinarlo con visitas a Shanghái y Beijing.

miércoles, 15 de agosto de 2012

Londres, con o sin Juegos Olímpicos: ciudad cosmopolita, para visitar y volver


Londres y cosmopolita son sinónimos. Londres es multicultural, vibrante,  grandilocuente.  Todos estos adjetivos se vieron magnificados durante la celebración de los Juegos Olímpicos, que sirvieron de vitrina a los británicos para exhibir al mundo su maravillosa capital.

Al contrario de lo que algunas personas creían, durante los juegos  la ciudad no daba la impresión de  estar colapsada ni  atestada de gente, al menos no más de lo que podría parecer puntualmente a mitad de cualquier verano en algún sitio concreto. Más bien  el ver casi en cada rincón visitado gente de tantos países con sus banderas y vestidos con sus colores nacionales sirvió para reforzar el ambiente festivo.
En cualquier caso, con o sin Juegos Olímpicos, Londres es una ciudad irrepetible.

Rincones especiales de Londres y alrededores

Dicen que recorrer una ciudad a la luz del día es una cosa, y hacerlo luego de caer la noche es algo totalmente diferente. Pues Londres  no es la excepción.  De especial interés es visitar la orilla sur del Támesis,  y deleitarse con el espectáculo del Millenium Bridge iluminado y de telón de fondo la Catedral de St Paul.






Alejándonos un poco de las rutas tradicionales turísticas, en concreto hacia la zona este de lo que podríamos llamar Gran Londres, nos encontramos con dos destinos que perfectamente se pueden combinar y pasar un día distinto: Canary Wharf y Greenwich.

Canary Wharf era antiguamente la zona  portuaria de la ciudad  donde se descargaban, cargaban y almacenaban las mercancías del abundante comercio de Londres. Hoy en día es un importante distrito financiero donde confluyen las sedes de los bancos más importantes, bonitos parques con llamativas piezas de arte urbano y grandes áreas comerciales.

Greenwich, palabra que a todos nos trae a la mente el meridiano cero, es un pueblo que casi se puede decir que es un barrio del Gran Londres. Al apenas llegar a Greenwich bien por vía fluvial o por el DLR (especie de línea complementaria del metro) nos da la bienvenida el pintoresco velero Cutty Sark.

Adentrándonos en el pueblo nos encontramos con el Mercado de Greenwich,  el Old Royal Naval College y  el Observatorio Real por el que pasa el Meridiano Cero y por tanto es posible estar al mismo tiempo en los hemisferios oriental y occidental del planeta.

Comer en Londres, ¡un deleite!

Es un lugar común oír que “en Inglaterra no se come bien” y a continuación la consabida referencia al “fish and chips”. Pero para quienes preferimos adentrarnos en la cocina de diferentes los rincones del globo, Londres nos cae como anillo al dedo. En esta oportunidad me permito recomendar:
·       
            Flavors of India: auténtica sazón india, los platos “not spicy”  que están buenísimos, son excelente opción para quienes no se atreven con la comida del subcontinente indio. 46 Gloucester Terrace, Craven Road, Paddington.
·       
             Pizza Express: buena variedad de pizzas en su carta, quienes gustan de la pizza crujiente deben probar la Romana Pizza Padana. Adicionalmente ofrecen espectáculo de música jazz en vivo.  Dean Street 10, en el SoHo.
·        
      Mercado de Greenwich: en la sección de puestos de comida hay muestras de toda la cocina imaginable, desde sushi hasta tapas españolas, pasando por smoothies y ensaladas de frutas tropicales. Los hot dogs de salchicha alemana y los doner kebab están muy buenos.

sábado, 4 de agosto de 2012

Consejos para alquilar coche


En nuestras próximas vacaciones es muy posible que nos resulte conveniente alquilar un coche,  carro, auto o vehículo, como sea que lo llamemos (afortunadamente tenemos lectores en muchos países donde se habla español). Para que esta operación sea lo más favorable para nosotros y sea una herramienta de disfrute que nos facilite el esparcimiento, y que por otra parte nos evitemos malos ratos, conviene seguir ciertas pautas:



•    Primero que cualquier otra cosa, preguntarnos y analizar si realmente necesitamos alquilar coche. Hay destinos en donde un coche más que ayudarnos nos estorbaría (Nueva York), el coste sería prohibitivo  (Londres)  o el transporte público es de tal calidad que no lo amerita (Madrid). Por otra parte, hay lugares donde es casi imposible moverse sin vehículo automotor (casi cualquier lugar en los Estados Unidos). Finalmente, no es mala idea plantearse tomar el vehículo en alquiler durante parte de la estadía, por ejemplo los 3 últimos días de una semana de vacaciones (1 semana digamos en Mallorca, alquilar el coche durante 3 o 4 días y el resto pasarlo tranquilitos en la zona de nuestro alojamiento.

Es importante que en caso de que vayamos a un país distinto al nuestro investiguemos si nuestro carnet o licencia de conducir es válida parea hacerlo en ese país, ya que  en caso de no serlo podemos hacernos con una licencia internacional; (ver también http://www.licenciainternacional.com/) eso sí, de ser el caso hagámoslo con tiempo.

Si nos hemos decidido a alquilar, seamos concienzudos al escoger el vehículo y sus prestaciones: ¿necesitamos asientos de piel?, tal vez no, ¿frenos ABS  y airbags? Imprescindibles.

También tomar en cuenta los extras: si vamos a un lugar que no conocemos, tal vez sea buena idea incluir un GPS. En cuanto a tomar o no la opción del primer tanque de gasolina/diesel incluido en el precio, suele ser conveniente, pensando más que todo en el momento de devolver el vehículo.

¿A quien alquilar? 


Además de las multinacionales más conocidas (Hertz, Budget, Alamo) hay otros proveedores menos conocidos, e inclusive intermediarios que garantizan que te ofrecerán el mejor precio de entre un conjunto de los proveedores importantes; finalmente no olvidemos que en ciertos lugares habrá proveedores locales. Una buena sugerencia es no escoger ni al más barato ni al más caro; una alternativa de precio intermedio por lo general es un buen equilibrio entre calidad de servicio y economía.



Seguro y segundo conductor


En cuanto a que seguro contratar, es una decisión muy personal, pero la regla general es no escatimar. Esta información puede ser útil a la hora de escoger el seguro:
o Franquicia: es la parte de responsabilidad que no queda cubierta con la contratación de los productos CDW, Exención parcial de daños, y TP, Exención parcial de robo. Esta cantidad varía en función del grupo de vehículo y se puede eliminar contratando el seguro a todo riesgo (scdw).
o CDW (Collision Damage Waiver):  Seguro de Exención Parcial de Responsabilidad por Daños. Suprime la responsabilidad del cliente por daños al vehículo exceptuando el valor de la franquicia.
o TP (Theft Protection):  Es el seguro que con su contratación exime parcialmente de la responsabilidad por robo.
o PAI: Seguro Personal de accidente y robo de equipajes.
o SuperCDW: Además de los productos CDW y TP, suprime totalmente la responsabilidad por daños al vehículo propio y/o su robo.

Igualmente es importante incluir un segundo conductor; aunque nos encarezca un poco la operación, en caso de una contingencia con el conductor registrado estaríamos cubiertos.